¿Hablamos?

chezagnesblog@gmail.com

miércoles, 27 de agosto de 2014

¿Es el #normcore el nuevo negro?


Vuelvo de vacaciones y todo lo que oigo en todas partes es que el #normcore es el nuevo negro… y me aterra y me fascina al mismo tiempo que se haya dado la vuelta a la tortilla fashionista de una manera tan radical.


Para los que no lo sepáis, el #normcore es un estilo que ha pasado de ser el uniforme de suburbanitas y turistas para ser lo más it del momento. Deliberadamente ordinario y sin presunciones, el minimalismo en su máxima expresión ha llegado ¿para quedarse?


El nombre viene de mezclar NOR(mal) y (hard)CORE, el anti-estilo del que dicen que Inés de la Fressange, con sus jeans clásicos, su camisa masculina y las bailarinas es el máximo exponente, la musa en la que todos deberíamos mirarnos para conseguir copiar la tendencia que arrasa. Pero… ¿es realmente una tendencia? ¿se trata más bien de una hartura del público general por cambiar sus armarios cada 6 meses a los que el mercado ha tratado de adaptarse para seguir vendiendo? Cada minuto que pasa estoy más confundida.


Si es realmente una tendencia ¿cuáles son sus claves?



Las sudaderas básicas, los mom-jeans (que poco a poco han ido haciéndose un hueco en los últimos meses), pantalones de corte clásico, zapatos tipo mocasín o bailarina sin estridencias y las deportivas clásicas tipo converse o victoria… camisetas de algodón, jerseys de cashmere y en definitiva, productos básicos de las mejores calidades, esos que siempre se han denominado “fondos de armario” - ¿se tratará entonces, de la “salida del armario” de estas prendas, denostadas por no ser lo más in del momento?


Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de

lunes, 25 de agosto de 2014

Lunes de los 5 Sentidos 231


Vamos a ver si retomamos la normalidad de estos posts poco a poco... os he de confesar que el sentido del olfato siempre se me pone un poco cuesta arriba, pero al final siempre consigo algo.

VISTA

Vamos con la semana en imágenes...


Os tengo que hablar de las estupendas fiestas veraniegas que están organizando las chicas de Madrid Confidential, pero como tengo varias de las que hablar, lo mismo lo dejo para otro día. Por el momento os diré, ya que me viene de lujo, que pasar los domingos en terrazas estupendas de Madrid con preciosas vistas (sobre todo si hay piscina y mojitos de por medio) no es mal plan en absoluto... 


OLFATO

No sé si es el olor de la cebolla o chalota, pero el caso es que me pongo a pelar uno y me reduzco a un mar de lágrimas en menos de 15 segundos ¡y cada vez va a peor!

GUSTO

Lo dicho, los mojitos en una terraza con vistas, al borde de una piscina y con una buena compañía, saben mucho, pero que mucho mejor.
También es muy recomendable el Sushi Dragón de Miss Sushi es una cosa bárbara... su combinación de texturas lo hacen un bocado delicioso y muy recomendable. Para muestra, un botón (porque sabe tan bien como luce)

Fuente

TACTO

Estar tan a gusto tomando el sol, primero en Soto con la fmailia, y luego en una terraza genial en una azotea en pleno centro de Madrid. ¡Así una vive los fines de semana de verano de otra manera! es una forma mejor de adaptarse a la rutina tras las vacaciones, ¿no?

OÍDO

El otro día estuve viendo en casa "Cómo entrenar a tu dragón", y he de deciros que me encantó... es una de esas películas de dibujos que también los mayores podemos ver sin aburrirnos, una historia que me hace desear tener un dragón tanto como las niñas ñoñas desean un pony.
Os dejo con la canción, que mola bastante también.


Puedes seguirme también a través de

sábado, 23 de agosto de 2014

Bike Trendy


Desde que instalaran en Madrid todas esas largas ristras de bicicletas públicas, le he estado dando vueltas a lo mucho que echo de menos mis paseos ciclistas por el paseo marítimo de Benicassim.



La bicicleta siempre me daba mucha libertad, y fue gracias a ella – y a la seguridad de aquel eterno paseo lleno de puestos y tiendas -  en que empecé a tomar responsabilidades que por aquel entonces me llenaban de ilusión y orgullo: ir a por el pan, comprar el periódico…



Por eso, cada vez que veo a alguien montado en una de estas modernas bicicletas, siento una pequeña punzada de envidia. Del hecho en que el Ayuntamiento nos ha quitado muchas plazas de aparcamiento en algunas zonas en las que los ciclos son de una absurdez extrema, mejor no hablo… que se pierde el romanticismo.


Creo que debo animarme... viendo estas imágenes, está claro que se puede ir en bici sin perder un ápice de estilo ¿qué opináis?



Las fotografías no me pertenecen, aunque los collages sí. The images are not mine, but the collages are.


Puedes seguirme también a través de
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...